Las potencialidades de patrocinar el deporte escolar

En mi experiencia cercana con diversas entidades que trabajan el deporte escolar, he comprobado insitu las dificultades y barreras que tienen para lograr encontrar vías de ingresos más allá de la aportación de las familias e instituciones públicas (relegadas a subvenciones locales), para poder avanzar en el desarrollo de la organización, creciendo no sólo en el aspecto deportivo sino también en el económico. 

 

Convertirse en sponsor en el deporte escolar no es caro, ni mucho menos. Son cantidades en muchos casos que van desde los 1.500 hasta los 3.000 euros por temporada. Cuando los importes son mayores, hablamos de patrocinios principales o técnicos y rondan los 6.000 euros.  

 

Para dar luz a un callejón algo sombrío, voy a señalar 5 razones que dan peso y potencialidad a que empresas privadas apoyen el deporte de formación.

 

1ª UNA APORTACIÓN AL ÁMBITO FORMATIVO EN EL DEPORTE

 

El destino de este dinero es imputado directamente a los recursos humanos dedicados a formar y educar a niños y niñas de entre 6 y 15 años. Esta aportación es directamente proporcional al esfuerzo en contratar a personas con un fuerte valor competencial capaces de ser claves en el crecimiento y desarrollo en edades tempranas. Es una inversión en formación y educación, altamente rentable, y de un compromiso muy reconfortable con la sociedad y su futuro. 

 

2º LA POSITIVIDAD HACIA LA IMAGEN DE MARCA

 

En la práctica totalidad de los casos, cuando una empresa privada convenia un patrocinio con un club deportivo de carácter formativo, está vinculando su marca a un proyecto en el que son protagonistas las familias y sus hijos. Este primer impacto del anuncio es altamente positivo, estableciendo un vinculo emocional entre la empresa y su potencial cliente final, el consumidor.

 

La primera reacción es de satisfacción y positividad, que bien trabajada en el ámbito del marketing y la comunicación puede traducirse a corto plazo en más compradores de servicios y productos.

 

3º PROVEER CON SUS PROPIOS SERVICIOS O PRODUCTOS 

 

Dentro de las partidas de gastos de una entidad deportiva escolar, hay fórmulas que bien gestionadas pueden optimizar líneas de compras. El transporte, la ropa deportiva, el asesoramiento fiscal, económico o jurídico, el agua embotellada, los diferentes seguros, los materiales de uso deportivo, etc... son muchos los ámbitos en los que la empresa privada puede sponsorizar prestando a cambio servicios, productos o sus propios recursos con valor económico traducido en mayor presencia de marca en diferentes soportes y, en algo muy importante, la posibilidad de hacer promociones y campañas de captación de nuevos clientes en las familias. No hay mejor escaparate que un club deportivo, sin costes de instalación, alquiler o contratación para la empresa.

 

4º SER SOCIALMENTE RESPONSABLE

 

Dentro de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial, existen múltiples opciones para comprometerse con el medio ambiente, la educación, la cultura o la cooperación. El deporte escolar engloba educación y deporte, con un impacto seguro en la buena preparación y formación como personas de las generaciones futuras. El compromiso con una vida sana, con la cultura del esfuerzo y con la implicación en diversos proyectos, hace posible que la empresa privada se identifique con determinados fines que le posibiliten ser socialmente responsable, compartiendo valores y filosofías comunes. Es altamente gratificante comprobar como determinados programas del deporte escolar llevan tu marca y, sobre todo, un contenido de muy alta reputación.

 

5º NO ES UN GASTO, ES UNA INVERSIÓN

 

El concepto de gasto tiene que ser desterrado del patrocinio en clubes deportivos del ámbito escolar. Hablamos de invertir en el presente para un tener un mejor futuro en la sociedad. Y hablamos de inversiones en las que la empresa privada puede medir el retorno en clientes o ventas, la repercusión en el entorno más cercano o el valor de su marca en la sociedad. Se trata de destinar un dinero, de muy bajos importantes para empresas medianas (no digamos grandes), y poder comprobar al mismo tiempo, que la aportación no ha sido en vano.  Además, en algunas regiones, estas inversiones llegan a tener desgravaciones fiscales importantes, que hacen aún más fácil el camino del patrocinio en el deporte escolar.

 

 

Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Síguenos
  • Linkedin Javier Fernández
  • Canal EB
  • Expebasket

© Web diseñada por Javier Fernández en plataforma WIX -  AVISO LEGAL - PRIVACIDAD - PROTECCION DE DATOS COOKIES